jueves, 28 de febrero de 2013

La Voz Solar


Flavia Vallega "Krystael" nace en Milán (Italia), en una gran familia de músicos, su madre, la gran soprano Ileana Sinnone, su padre, el fantasioso bailarín de boogie boogie Piero Vallega, su abuelo, el extraordinario tenor Aldo Sinnone, su abuela, la genial pianista Egle Fattori Sinnone . Esta gran carga musical en su adn, le permite expresar, incluso cuando era niña, su especial talento vocal. Una gran voz capaz de coloraciones profundas y únicas, la estimula a estudiar con grandes maestros en diferentes géneros de música, para poder ampliar sus horizontes y expresiones: ópera, clásica, folk, world, jazz, étnica, chamánica, espiritual. 


Con una gran sed de conocimiento y gran fuerza expresiva, conquista roles importantes en la escena del jazz italiano de los años 80/90, logrando premios y reconocimientos de la crítica. Colabora con músicos y artistas internacionales, amigos, que han marcado profunda mente su ruta vocal como: Roberta Gambarini con la que experimenta las increíbles posibilidades y la flexibilidad de la voz en duetos sin música, que aún los expertos señalan como una de las más fantásticas actuaciones vocales modernas. Con estas características y habilidades, fue elegida por Franco Battiato para una colaboración. 

La llamada de las sonoridades ancestrales y espirituales realizaron una gran transformación: el redescubrimiento de la voz del alma. Con toda la fuerza generada por un contacto profundo con las energías de la luz, empezó a crear música celestial y chamánica que curan el espíritu y el alma. Descubrió que con su voz especial, puede crear un campo vibracional, inspirado por la Fuente Solar, para restablecer el contacto con el espíritu que puede curar y sanar a todos los aspectos de la vida. 

Una extraordinaria posibilidad que se manifiesta en:  talleres, conferencias, conciertos y performances donde algunas personas, tienen poderosos cambios y realizaciones interiores. La joya de la corona de su trabajo, se lleva a cabo cuando gracias a Ananda Bosman, aprende el uso de frecuencias beneficiosas musicales, totalmente en armonía con la naturaleza, con la geometría sagrada y la proporción áurea.  Se convierte con Bosman, en la primera promotora y difusora mundial del diapasón científico a 432Hz, usado con conocimiento de causa, por el gran Giuseppe Verdi y otros. 

Este enriquecimiento extraordinario la estimula a grabar una serie de CD importantes que difunde durante sus actuaciones, para reequilibrar las personas y el planeta. Una gran misión que lleva con gran determinación y trabajo incansable, gracias a la potencia radiante que la presencia divina solar infunde en ella cada momento. Invitada en la apertura de conferencias internacionales como: Gregg Braden, Bruce Lypton, Carlos Díaz, gracias a su capacidad de armonizar y solarizar ambientes con su canto. Reconocida como "La Voz del Sol" por los ancianos del planeta, tiene el honor de celebrar este don divino para reconfigurar las almas al sentido del ser humano transfigurado en la luz solar divina. 

El compromiso de la difusión del 432Hz, que también llamamos frecuencia divina, se encarna en muchos proyectos, tales como el cambio de las frecuencias en las discotecas, tema absoluto para Flavia Vallega Krystael, considerando que "Los jóvenes son los futuros realizadores de la vida en la Tierra y necesitan ampliar su propio espíritu de una manera clara y equilibrada, la música es un vehículo perfecto para este fin siempre que sea en coherencia armónica con nuestras células y con el ADN y esto ha sido demostrado científicamente con la afinación a 432Hz”.